¿No sabes cómo conducir un coche automático? No te preocupes, en este artículo te explicaremos cómo conducir un coche automático, cómo funciona y te daremos algunos consejos que te pueden ayudar a su conducción.

Saber cómo conducir un coche automático no se limita sólo a pisar el acelerador y el freno. Pensar esto, es el error más común entre los nuevos conductores de este tipo de coches. Sí que es cierto que una vez que interioricemos la forma de conducción, todo se simplifica a acelerar y frenar.

Comencemos por lo básico.

Cómo se conduce un coche automático

El coche automático sólo tiene dos pedales, freno y acelerador, y los dos se pisan con el pie derecho. Al no tener ni embrague ni palanca de cambios clásica, ésta se sustituye por una caja automática. La más común y simple de entender de las cajas automáticas es la PRND, a continuación hablaremos de este sistema tan extendido.

Cómo funciona un coche automático con la caja PRND

¿Por qué las siglas PRND? Esto se debe a que la caja automática PRND tiene cuatro posiciones: P de Parking, R de Reverse, N de Neutral y D de Drive. Cada una de ellas sirve para un caso concreto:

P de Parking: posición usada para dejar el coche estacionado con seguridad.
R de Reverse: la R es la marcha atrás de toda la vida.
N de Neutral: esta posición equivale al punto muerto de la caja de cambios normal.
D de Drive: la D se selecciona para moverse hacia adelante y circular.

Cómo arrancar un coche automático

Comenzamos con el coche detenido, con el freno de mano echado y la caja automática en posición P. En primer lugar accionamos el contacto, pisamos el pedal del freno y quitamos el freno de mano, cambiamos la posición de P a D y en ese momento quitamos con cuidado el pie del freno. El coche empezará a moverse hacia delante, y ya podremos circular con normalidad

.

Mientras estamos circulando… ¡Cuidado con el pie izquierdo!

Mientras estamos circulando hay que tener mucho cuidado con el uso del pie izquierdo. Muchos recomiendan apoyarlo lo más a la izquierda posible para evitar la tentación de pisar. Es peligroso ya que en vez de pisar el embrague estaríamos presionando el pedal del freno, y si lo hacemos a fondo, con fuerza y sin pensar puede provocar un accidente.

Esto es sencillo de entender y poner en práctica en condiciones normales, el problema se puede dar cuando queremos detenernos en un semáforo o hacer una frenada de emergencia. En esos casos, el pie izquierdo se puede mover sin darnos cuenta al pedal izquierdo, para pisar el embrague por puro instinto, pero estaremos apretando a fondo el freno y el susto será considerable.

Por consiguiente es importante durante los primeros días de conducción con un coche automático estar atento y ser consciente de que el pie izquierdo siempre ha de estar en el reposapiés. Pasados unos días, lo interiorizaremos y no tendremos problemas.

Cómo aparcar un coche automático

Para aparcar un coche automático es esencial usar la posición P de forma correcta. La P es la posición de estacionamiento, no confundir con el freno de mano. El uso de forma excesiva de la posición P podría provocar averías, así que vamos a ver cómo usar correctamente la posición P.

La forma correcta es fácil. Detenemos el coche con el pedal del freno, echamos el freno de mano y tras ésto, ponemos la palanca de cambios en la posición P. De esta forma estaríamos usando de forma complementaria la posición P de parking y el freno de mano.

Si utilizamos la posición P como freno de mano tendría como consecuencia una pérdida de durabilidad en las piezas de la caja de cambios. En caso de avería de alguno de estos componentes estamos hablando de un arreglo que requiere una gran cantidad de horas de mano de obra, lo que dispararía el coste de una reparación que podría evitarse con un buen uso.

Cómo ahorrar combustible en un coche automático

Los coches automáticos suelen, por lo general, consumir más gasolina o diésel que los manuales. Por ello, saber cómo ahorrar combustible es vital para no tener que parar en más gasolineras de lo habitual.

¿Cómo podemos hacerlo?

Te damos unos sencillos consejos que reducirá el consumo de forma sostensible.

Consejos para ahorrar combustible en un vehículo automático

El ahorro de gasolina en coches automáticos depende mucho del tipo de conducción, al contrario de los manuales, en los cuales podemos reducir el consumo usando marchas largas a velocidades reducidas, en éstos hay que acondicionar el modo de conducción y, sobre todo, tener cuidado al pisar el acelerador para conseguirlo. La velocidad a la que se necesita circular y la carga son factores claves.

Si quiere ahorrar combustible en un coche automático es poco aconsejable activar el modo S (Configuración más deportiva), ya que supondrá que revolucionará en exceso el motor. Como es obvio, a más revoluciones, mayor será el consumo.

Al igual que con los coches manuales, mantener la velocidad constante en carretera sobre los 100 km/h con marchas largas reduce ostensiblemente el consumo de combustible.